La planta como indicador del estado del cultivo

El tamaño no importa

Normalmente se asocia a las grandes explotaciones la posibilidad de la implantación del avance tecnológico . En Plantpy agroresearch estamos convencidos, y trabajamos para ello, que la implantación es rentable desde parcelas o explotaciones también pequeñas, y que solo de esta forma es posible la nueva revolución en agricultura. Un ejemplo: La huerta de Luis

La huerta de cítricos de 10 hectáreas de Luis
En Plantpy llevamos años investigando y estudiado la forma de mejorar las estrategias de cultivo y el uso de las nuevas tecnologías se han convertido en un gran aliado. Como ejemplo, y para demostrar que puede existir rentabilidad en parcelas de cualquier tamaño vamos a poner el ejemplo de la huerta de Luis. Ésta es una huerta de cítricos, naranjas, variedad navelina, de aprox 10ha de superficie.

Durante el verano de 2017 existieron varios ‘golpes de calor’ que afectaron a los cultivos. Centrémonos en uno de ellos, ocurrido en la segunda quincena de junio y mostrado en el gráfico posterior. Durante el transcurso de dicho golpe de calor, y por indicación nuestra, Luis mantuvo un nivel de riego superior para mitigar el efecto negativo de las altas temperaturas. Como se puede observar en el gráfico del crecimiento del fruto, éste mantuvo una tasa adecuada con valores de casi 0.3mm/día.

Tras este periodo, Luis decidió reducir la cantidad de agua regada basado por un lado en que las temperaturas habían descendido y por otro basado en el agua del suelo, detectada por un sensor de contenido hídrico volumétrico del suelo colocado bajo gotero. Como se puede observar y como consecuencia de esta decisión, el ritmo de crecimiento de fruto descendió a valores tres veces menores, con el consiguiente retraso en el desarrollo del fruto, amén de los efectos negativos producidos por estreses tempranos. Si Luis se hubiese basado solo en la experiencia y en programas de riego pre-programados (no basados en agua en suelo) es posible que el efecto hubiese sido mayor.

Efecto de golpe de calor sobre el crecimiento del fruto de naranja var. navelina (círculos) a lo largo de parte de la campaña 2017. Se muestran las tendencias de las diferentes estrategias: tomar como indicador a la planta, al suelo o a la tradición. Gráfico de abajo, contenido hídrico del suelo y periodos del golpe de calor.

La diferencia: 2000€, rentabilidad del uso tecnológico en solo 10 hectáreas.
La toma de decisiones a tiempo real es una de las mayores herramientas que un agricultor pueda tener, ya que permite crear estrategias que maximicen las producciones y rentabilicen los recursos. En este caso, la diferencia de haber llevado la tendencia de crecimiento del fruto usando como indicador la planta o usando como indicador el contenido hídrico del suelo puede ser importante.  Ni que decir tiene si el indicador es el uso tradicional del riego.

Considerando las diferencia solo en la fecha en la cual el fruto alcanza un calibre determinado (70mm en nuestro ejemplo) y sin considerar efectos negativos de caída de frutos o maduración prematura por el estrés, se puede estimar por las tendencias que existe una diferencia de 10 días entre las estrategia planta y la estrategia suelo donde se alcanza el calibre indicado (22-Sept y 3-Oct respectivamente). Vamos a tomar como referencia los precios medios del año 2016. En estos precios existe una bajada de 0.005cent€/día a medida que avanza el periodo de recolección. Los mayores precios se alcanzan al principio de la temporada y se van reduciendo a medida que existe mayor oferta. Sobre la producción real de 40000kg/ha que tuvo Luis, supone una valor de perdida de 20€ por cada hectárea y día de retraso en la recolección. Por las tendencias, se puede estimar que esa diferencia de 10 días ha podido suponer una pérdida para Luis de 2000€ para esas 10 ha en esa campaña, y solo contando ese golpe de calor y las estrategias seguidas. Este valor hace rentable, con creces, la implantación de la monitorización de la planta como base de la toma de decisiones.

La planta como indicador del estado cultivo.

La planta es el verdadero protagonista de nuestro cultivo, es el factor de producción y el que va a responder a las condiciones externas. Es imprescindible conocer el ambiente que la rodea, como el clima y el suelo, pero también y principalmente la respuesta de la planta a estas condiciones. En Plantpy agroresearch tenemos años de experiencia en la investigación y experimentación agrícola y en el estudio de las plantas y su entorno. Hemos desarrollado herramientas tanto dispositivos y sensores para el campo como aplicaciones que permiten al técnico y al agricultor tomar las decisiones oportunas en el momento más adecuado. Esto permite tanto realizar correcciones puntuales a desviaciones sobre el desarrollo óptimo como diseñar estrategias completas a desarrollar a lo largo de  toda la campaña.